sábado, 1 de febrero de 2014

DEL TIEMPO Y LA MEMORIA

memoriza días, pero sucede que los confunde y le confunde su paso.
y el paso de los días, confunde los suyos.
y sus pasos, se confunden entre la esquiva lucidez y la crueldad de la evidencia. 
y la evidente crueldad, le conduce hasta la rabia y la lágrima.
y las resecas lágrimas, entretejen un mantón de olvido.
y el nocivo olvido, le contagia cobardía y miedo.
y el maldito miedo, borra sus pasos del último día memorizado.


Foto: memoriza días, pero sucede que los confunde y le confunde su paso.
y el paso de los días, confunde los suyos.
y sus pasos, se confunden entre la esquiva lucidez y la crueldad de la evidencia. 
y la evidente crueldad, le conduce hasta la rabia y la lágrima.
y las resecas lágrimas, entretejen un mantón de olvido.
y el nocivo olvido, le contagia cobardía y miedo.
y el maldito miedo, borra sus pasos del último día memorizado.
Google

1 comentario:

  1. A veces es mejor la ignorancia... pero es difícil saber qué veces. Me encanta tu poema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar