viernes, 6 de diciembre de 2013

A LA HORA DE COMER

es la hora de comer y miro afuera. 

no sé si imaginarte, añorarte, 

recordarte o cagarme en la puta vida.


desde la ventana de la casa de la madre
y hasta donde la vista me alcanza,
no veo a la niña que regresa del colegio.
no veo a la mujer que vuelve del trabajo.

miro afuera y hasta donde la vista me alcanza, 
niñas y mujeres regresan o se van, me dan lo mismo. 
da el sol en la ventana, perdóname,
es la hora de comer y voy tarde.

como siempre, tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario