sábado, 7 de diciembre de 2013

A ANA MOURA

te enamoras de una fadista morena, como Grândola.
el clavel rojo de su voz, 
se hace duende,
comandante de tu piel y de tus siestas.
te apasiona lo que canta,
el suspiro que interpreta.
aunque no entiendes lo que dice,
naufragas en la costa de su canto.
imaginas un aguacero en Lisboa,
versando sobre el vinho verde,
el gallo de Barcelos y la primavera.



Foto: a Ana Moura

te enamoras de una fadista morena, como Grândola.
el clavel rojo de su voz, 
se hace duende,
comandante de tu piel y de tus siestas.
te apasiona lo que canta,
el suspiro que interpreta.
aunque no entiendes lo que dice,
naufragas en la costa de su canto.
imaginas un aguacero en Lisboa,
versando sobre el vinho verde, 
el gallo de Barcelos y la primavera.
Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario