viernes, 9 de noviembre de 2012

DOS INSTANTES

por un instante creyó que su voz, era ella.
que su mejor discurso, era ella.
su himno, su existencia, su rebeldía, ella.

en otro instante supo que su desamparo, era ella.
que su furiosa soledad, era ella.

su coto, su alambrada, su temor, ella.

ya veis ! en dos instantes, como la sufrida veleta.




Foto: por un instante creyó que su voz, era ella.
que su mejor discurso, era ella.
su himno, su existencia, su rebeldía, ella.

en otro instante descubrió que su desamparo, era ella.
que su furiosa soledad, era ella.
su coto, su alambrada, su temor, ella.

ya veis ! en dos instantes, como la sufrida veleta.
Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario