martes, 11 de septiembre de 2012

CON TODA MI VIDA...


al principio, pude ver sus pies.
privilegio que me incluía entre los elegidos.
el tiempo y la confianza, me mostraron sus rodillas.
algo así como una conquista, reservada a un valiente guerrero.
no hace mucho, abrió su corazón.
maldigo ese día !
vi su corazón, fortaleza inexpugnable.

Google

No hay comentarios:

Publicar un comentario