miércoles, 26 de octubre de 2011

DESDE EL ESTÓMAGO


Usted se lo mira con otros ojos,
lo dice con otras palabras,
lo entiende de otra forma,
lo vive a su manera.

Lo afronta desde el palco,
detrás de la barrera,
en la atalaya del prohombre,
en la más extensa corrección de su faena.

Nosotros lo miramos desde dentro,
lo decimos desde el estómago,
lo entendemos como es,
lo vivimos como suena.

Lo encaramos desde el gallinero,
a pie de puta calle,
en el pozo del saber,
en la más extensa corrección de nuestra clase.



3 comentarios:

  1. Si,desde el estómago, desde la puta calle donde se escucha el sonido de los golpes al yunque una y otra vez.

    Abrazos, poeta.

    ResponderEliminar
  2. Hoy no te he leído, te he escuchado palabra por palabra, grito a grito, emoción a revolución!
    A sus letras, maestro!!

    ResponderEliminar
  3. Magnífico tu poema "Desde el estómago". Es cierto que los problemas la vida suelen tener muchísimas interpretaciones, querido Txema,
    y es necesario, a veces, ver las cosas desde dentro, desde nuestro estómago para lograr entenderlos. Un abrazo.

    ResponderEliminar