domingo, 30 de octubre de 2011

A CABALLO GANADOR

Todo, todo me lo juego.
Te sé conmigo,
tú, eres mi suerte.

Todo a piedra, papel o tijera.
A los chinos,
a cara o cruz,
a la rama más larga,
al trece rojo.

Todo al azar y su capricho.
Al tarot y la videncia,
a los planetas alineados,
al oráculo cuadrado,
a las runas vikingas.

Todo a la carta más alta.
A la de la cresta de la ola vagabunda,
la del listón de más arriba,
la del Fénix resurgido,
la del sol de mediodía.




Google

miércoles, 26 de octubre de 2011

DESDE EL ESTÓMAGO


Usted se lo mira con otros ojos,
lo dice con otras palabras,
lo entiende de otra forma,
lo vive a su manera.

Lo afronta desde el palco,
detrás de la barrera,
en la atalaya del prohombre,
en la más extensa corrección de su faena.

Nosotros lo miramos desde dentro,
lo decimos desde el estómago,
lo entendemos como es,
lo vivimos como suena.

Lo encaramos desde el gallinero,
a pie de puta calle,
en el pozo del saber,
en la más extensa corrección de nuestra clase.



domingo, 23 de octubre de 2011

TODO HA IDO LLEGANDO EN TRENES


Poco a poco, todo ha ido llegando en trenes.

La infancia, llegaba en el tren de la Feria,
las tardes de agosto y manzanas de caramelo,
hasta el día en que la bruja, vendió su escoba.

La adolescencia, en el del carbón,
atravesando desafiante el Moll de la Fusta,
haciendo del mar, algo inalcanzable.

La juventud, en el de la costa,
abarrotado de polizones sin billete,
sin libertad y sin futuro.

El amor, en el de las 19'05 h.
de aquella tarde de octubre y se detuvo
en aquel apeadero para siempre.

La vida en definitiva, en el de la vida,
entre lo cotidianamente establecido,
y lo absurdamente deseado.

El último, ¿quién sabe?... que sea tarde.
Si es posible, al final de un largo recorrido,
y en dirección al invierno.


Google

viernes, 7 de octubre de 2011

DE REGRESO


Voy a bajarme en la próxima.
Olvidé en tu paraíso,
realidad,
deber,
hipocresía y
miedo cotidiano.

Vuelvo atrás.
Debo recuperar de inmediato,
la realidad como guarida,
el deber como alimento,
la hipocresía como lema,
el miedo como hábito.

Retomo mi paso absurdo.
Regreso al mundo de los dignos,
al quehacer remunerado, poema.
No esperes despierto,
guardo la llave de tu casa.

Google

sábado, 1 de octubre de 2011

PLOMO EN LAS ALAS


Poemas a cinco céntimos,
brújula imantada,
norte perdido,
plomo en las alas.
Vida envasada al vacío,
no verá la mañana,
la muerte a sacudidas,
plomo en las alas.
Salida de emergencia cerrada,
gritos bajo el agua,
suelo empapado,
plomo en las alas.

Salvador Iborra, poeta.