jueves, 30 de junio de 2011

SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERBENA

En cada bolero, La Habana,
se aproxima un poco más a mi calle, a mi hoguera.

Cada guaracha, me trae la brisa que levanta
la plisada falda de una guajira, al bailar.

En cada rumba, el Caribe entero en mis manos.
Cada danzón, me aferra más a esa boca que me hechiza,
a la botella de ron y a su cintura.

Y bailo, sin saber cómo, bailo y bailo,
sin saber cómo, por que nunca he sabido bailar.
Y bebo, sin mesura, bebo y bebo,
sin saber por qué, por que nunca he sabido beber.

Cómplices músicos complacientes,
acompañan el ritmo de mis pies,
con las tiernas notas de sensuales estándares cubanos.
Familiares, sabidos de memoria, como su piel.

Y bailo, sin saber cómo, bailo y bailo,
sin saber cómo, por que nunca he sabido bailar.
Y vivo, desesperadamente, vivo y vivo,
sin saber cómo, por que nunca me he puesto a vivir.

...hasta esta noche de verbena.


Botero

domingo, 19 de junio de 2011

Aquiles y yo.

Es prontito para jugar Aquiles,
la flor y la mañana, aún duermen.
Verás como al regreso de la escuela,
la mañana se ha hecho tarde,  
la flor se ha abierto, ha crecido y
es de ese color rojo que tanto nos gusta.

Como los labios de Mariajo.
¿A ti también te gustan sus labios, verdad Aquiles?

Después, pasearemos hasta la hora de la cena,
por tu firmamento diminuto, impenetrable, intransferible.
Gobernarás en cada lucero,
en cada cometa, en cada ocurrencia.

Bailarás, si los pies te acompañan,
cantarás, si  la canción te inspira,
besarás, si te viene en gana, 
abrazarás, si te apetece...  
Hablarás como siempre, tan solo,
si tienes algo que decir.

...a Aquiles, María, Mariajo, Mai y Miguel.

Ilustración, Miguel Gallardo.

sábado, 11 de junio de 2011

Nunca dejéis de hablar.

Nunca dejéis de hablar.
En las plazas, en las improvisadas tribunas,
en los cafés, en las escuelas,
nunca dejéis de hablar.

Por más que el tiempo, las ideas o la fuerza,
amenacen con cortaros la lengua,
nunca dejéis de hablar.

De la miseria, el hambre y el olvido.
Del trasfondo de la batalla, del motivo.
De la muerte entre las flores.
De la ira cotidiana y sus colores,
nunca dejéis de hablar.

De la tierra, la cultura y la libertad.
Del derecho a sentir, de la igualdad.
De la esperanza comprometida.
Del aire limpio, del amor y de la vida.
Nunca dejéis de hablar.


 Samuel Rodríguez Aguilar.

martes, 7 de junio de 2011

Premio Luis Chamizo.

Mi agradecimiento al Ajuntament de Vilafranca del Penedès 
a la AVV "Les Clotes", por su reconocimiento a mis poemas.


Ha sido un gran honor, vuestra distinción con el premio Luis Chamizo de este año.




   





viernes, 3 de junio de 2011

Carta a Katy

Te llegará esta carta, meses, 
años, tal vez vidas, antes que yo.
El roce, no hizo el cariño, 
ni la distancia el olvido.
Se puede creer en algo, 
en alguien, que no ves.
Es posible que el mundo sea un pañuelo,
si le anudas a un extremo 
la confianza y a otro, la ternura.
Eskerrik asco, hermana,
por la esperanza regalada, 
por varar mi nave, en tu muelle de verso,
por zurcirme las velas a punto de cruz,
por izarlas de nuevo al viento de tu norte,
por las cartas de navegación, 
por ser la Estrella Polar. 

P.D - Las ganas de abrazarte son muchas,
el dinero muy poco,
Basauri queda muy lejos y
no me apetece andar.


Google


miércoles, 1 de junio de 2011

Bendito miedo.

A veces, emerge de entre los grises cotidianos,
para llamar la atención de los amores cansados.

Hechos a imagen y semejanza de si mismos,
a base de años, a fuerza de costumbre.

A ladrillos de rutina mal ensamblada,
sin fundamentos, sin plomada ni cemento .

Y les revoca la idea mal concebida,
los reconforta, los refunda , los refunde.

Bendito miedo, arquitecto de puentes entre amores viejos. 


Google.