lunes, 9 de mayo de 2011

Primer testamento.

                                                                                        Te deix, amor, la mar com a penyora.
                                                                                              Carme Riera

Te dejo (aunque nada de todo esto me pertenezca),

el ansia de quererte hasta la muerte.

La que no podrá evitar que así lo haga,

porque así lo quieres tú... y amén.

El viaje escalonado hacia mi Itaca,

si no la alcanzo, sé que llegarás por mi,

como llegas siempre.

Los versos del armario,

la guitarra del altillo,

las canciones nunca escritas,

la voz que las cantara.

El levante y el poniente,

la mirada del que calla,

los olores de tu casa,

el silencio del que otorga.

La emoción del " hasta siempre ",

el reencuento cotidiano,

voy y vuelvo,

¡ no te vayas nunca !

...y la mar, como prenda, te dejo la mar, amor.

Carme Gotsens. 

5 comentarios:

  1. Que suerte recibir un testamento como ese. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Madre de Dios, que belleza de letras y corazón de poeta.

    Abrazos apretados.

    ResponderEliminar
  3. Com sempre, meravellós! Tanta riquesa per donar!
    Abraçades

    ResponderEliminar
  4. Me encantó tu testamento. Es una de esas cosas que me gustaría haber escrito yo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar