domingo, 22 de mayo de 2011

Cosas del directo.

La vida es un riguroso directo,
en el que nadie grita ¡¡¡ corten !!! 
y subsana una secuencia.

Las tomas falsas y el making of,
no suelen tener ninguna gracia,
ni pasado el tiempo. 

El yo pensaba, el yo creía, el no sabía, 
de nada sirven.

No alegues ignorancia, exceso de celo,
ni repentino miedo escénico,
aún sirve de menos.

Reandar, suprimir, recomponer,
reintentar, reescribir,  
se le adjudica a los perdedores.

Ustedes ya saben... cosas del directo.



 
Google.

4 comentarios:

  1. Pero el que nunca cae, jamás aprenderá a levantarse y que duda cabe que somos la suma de todos los momentos de nuestra vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Todas nuestras vivencias resumen quienes somos o más importante aún, nos define el ser y el estar, lo que no hicimos o dejamos de hacer en su momento quedó atrás y quizás fué tiempo perdido, pero la vida sigue y el reloj marca inevitablemente el tiempo, así que como estamos montados en un gran escenario, juguemos el mejor papel posible, para dejar huellas que se puedan seguir a nuestro paso, e intentarlo mil veces es de valientes.

    Luces, cámara, acción...

    Mi cariño, afecto y admiración por ti, le rompió las manecillas al reloj...lo sabías verdad?

    Yo sé que sí.

    Abrazotes muchos, de una cubanita loca.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo creo que en esta vida nadie nace sabiendo, los mismos errores, (que todos cometemos) nos dan experiencia, el caso es saberla aprovechar.un abrazo Martha

    ResponderEliminar
  4. El problema es que tienes toda la razón: no hay vuelta atrás ni segundas oportunidades. Y, si te las tomas, eres perdedor. Pues nada, a seguir tirando de aquella manera.

    Un abrazo

    ResponderEliminar