miércoles, 13 de abril de 2011

Tú, no eras así...

Tú, no eras así...
( cada vez, enfatiza más al afirmarlo ).

Caminabas largas horas, te detenías,
contemplabas con ánimo de crítica.
Hablabas con cualquiera con tal de sentirte vivo,
te gustaban las persona, sus razones para serlo.

Tú, no eras así...
( la afirmación, es cada vez más contundente ).

Presagiabas bonanzas y pleamares, te lo creías,
hacías que el común y el erudito lo creyesen.
Ilustrabas con mágia y farolillos el futuro,
argumentabas sin miedo, revoluciones necesarias. 

Tú, no eras así...
( reafirma, acusa y señala con el dedo ).

No vivías en pijama y zapatillas,
escondido en la complicidad sombría de la casa.
Desaliñado, impregnado de olor a tabaco y
rendición sin condiciones, casi difunto. 

Samu Rodríguez, fotoperiodista.


5 comentarios:

  1. Quiero sentirme vivo, ilustrar el futuro con magia y farolillos. Quiero no estar difunto hasta que no sea imprescindible.

    Gracias por la dosis de "espabilina" y un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Mi querido poeta, muchas veces en las noches, en ese insomne tiempo en que el ritual de mi cigarro se hace imprescindible, me siento en el patio, levanto mis ojos y miro al cielo y veo como una estrella refulgente me hace guiños y la maravilla de la magia hace que con sus destellos escriba en el firmamento...TU, NO ERAS ASI, y es entonces que seco la lágrima que se escapa y le digo, gracias, y un potro desbocado galopa dentro de mi.

    ResponderEliminar
  3. Nadie era así, hasta que caen sobre nuestro hombros los desengaños de la vida. Las presiones y responsabilidades y un día te cansas hasta de ti mismo.

    Que alegre me he puesto..

    feliz viernes.

    ResponderEliminar
  4. Hola Txema.

    Uffffffff, como estamos. Nada es lo que parece, pero en zapatillas menos. Sabes has dibujado a carboncillo a muchos que en ocasiones se nos olvida estrenar aquello que compramos ilusionados y lo guardamos en el armario, esperando una buena ocasión y... la dejamos pasar por estar con zapatillas.

    Buen poema ,poeta.

    Un abrazo.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  5. De vegades la pena negra ens envaieix i ens tornem com no erem, però de vegades una abraçada o una bella poesia ens dona una mica d'escalfor i ens fa sentir millor i acompanyats ( en dono fe)
    Una abraçada per tu!

    Carme

    ResponderEliminar