domingo, 20 de marzo de 2011

Revisión del refranero.

Madrugo, para que dios me ayude,
por si amanece más temprano y esas cosas.
Busco árboles con buena sombra, para cobijarme.
Apenas abro la boca, para no comer moscas.
Al caballo regalado, no le pongo ni una pega. 
Si atrapo un pájaro, no busco más,
En la corriente, no me duermo nunca, por si me lleva.
A nadie le digo con quien ando, para que no me diga.
Sé más por viejo, que por diablo veterano.
Después de darlas, las tomo y me las quedo. 
Hago, de mi capa un sayo, hasta el cuarenta de mayo.
En las buenas horas, llevo mangas verdes.
No soy perro flaco, aunque siempre me arrasco.
Al comer de la olla, no meto nada adentro.
Cuando truena, me acuerdo de Santa Rita.
Y para que no se me haga tarde, buenas dichas.

Google.

7 comentarios:

  1. El que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija... ando buscando un buen árbol que no tenga insecticida.


    Amén

    Jajajajajjaja, eres genial poeta.

    Abrazotes y linda semana.

    ResponderEliminar
  2. quien bajo hoja se cobija dos veces se moja. Yo siempre me mojo dos veces, jooooooo si es que no espabilo.. Siempre me gustan tus poemas,guapo¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Los poetas convertís todo en poesía. Buena semana

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho, Txema, tu revisión del refranero. Muchos de los tuyos ya los practicaba yo sin saber que hacía literatura de la buena, como la tuya.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Todo refrán tiene su contrario, tan rico es el castellano y la imaginación e inteligencia de nuestros ancestros. Ellos se sentirán orgullosos si los mejoramos.
    Muy divertido, gracias por compartirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, Txema, qué bueno, pues ya sabes, a camaleón que se duerme, jejeje .

    Un abrazo grande, poeta.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  7. Hande llo caliente y no mires a quien.
    Federica

    ResponderEliminar