jueves, 3 de marzo de 2011

El poema.

Sin saber nada de tí... ni tú de mí.

Sin conocerte la cara,  los ojos,
las hechuras, el caracter. 
El poema.


Desde la complicidad, el respeto,
las distancias, la palabra.
El poema.


Para motivar, compartir,
agradecer y no ceder.
El poema.


Por qué estás ahí, estoy aquí.
Si de algo sirve, a mí me basta.
Quédate conmigo, no perderemos el tiempo,
ni el poema. 




 
Carme Gotsens.




8 comentarios:

  1. No, que no se pierda el tiempo, y si se escapa que se quede atrapado en las letras de un Poema, donde se escribe la vida.


    Abrazos, poeta

    ResponderEliminar
  2. Aquí estamos Txema, somos los depositarios de tus poemas; con rostro, con hechuras de amigo, con los ojos del alma leyéndote gota a gota, con nuestros caractéres al aire y al sol y quedándonos contigo, Txema, el poeta hecho poema para todos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Aquí estoy. Y no es tiempo perdido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ni tiempo ni poema...

    Saludos hermano

    ResponderEliminar
  5. El tiempo está atrapado en este precioso poema y aqui estoy yo, leyendolo una y otra vez y no considero que sea tiempo perdido, todo lo contrario.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Txema.

    Pues ya ves , estamos todos y ninguno dispuesto a perder el tiempo.

    Bello poema lleno de pétalos blancos,como nubes ,como cielo, como poema en el tiempo.

    Un abrazo,

    Aloe.

    ResponderEliminar
  7. Me ha gustado tu poema amigo y me quedo contigo... y con tus poemas.

    Un beso.

    Alicia.

    ResponderEliminar
  8. Hola, no estoy en casa y tengo difcultad para conectarme. Hoy he entrado un ratito y aprovecho para leere pues es un placer hacerlo . Un abrazo

    ResponderEliminar