viernes, 4 de febrero de 2011

A verlas venir.

Si ves que me voy dejando,
-algo más que factible-
la vista en el vacío, la voz en las pausas,  
la palabra sin sentido en el poema.

Si ves que me voy quedando, 
-algo más que probable-
que invento excusas, que finjo achaques,
que intento sobornarte con la pena.

No permitas que te engañe,
intolérame, insúltame,
agárrame por la pechera, zarandéame.
No te sometas al chantaje,
el plan está diseñado sin fisuras,
con premeditación, tiempo y alevosía.

Verás, mi intención no es otra...
que sentarme al sol en un banco del parque   
a verlas venir, hasta que dejen de hacerlo
y cuando no las vea...  

 Google.

9 comentarios:

  1. es bueno sentarse a ver venir las palabras, con alevosía y premeditación, pero triste pensar en "...cuando no las vea" me quedo reflexionando sobre un mudo de ideas en tan breve espacio. Cariños

    ResponderEliminar
  2. Es bueno permitirnos de vez en cuando ciertos lujos.....y es mejor aún que alguien nos diga cuando despertar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Un descanso no viene mal, siempre que sólo sea eso, un descanso. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Así acabaremos (digo yo), viéndolas venir. "La vista en el vacío, la voz en las pausas". Me encanta la descripción.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sin palabras, por el momento me quedo escuchando la maravillosa música que estrenas, sentada del otro lado del banco...

    Abrazotes y felíz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. El poema es muy bello, y como tal te has ganado un ratito sentado al sol en ese banco viendo pasar el tiempo, pero tan sólo un rato, así que rápido te levantas y sigues tu camino amigo...

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  7. Hola Txema! Me he permitido deajrte un regalo en mi blog. Puedes pasarte a recogerlo cuando quieras, ya sabes que no hay ningún compromiso
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus palabras, por la música.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por tus palabras, por la música

    ResponderEliminar