viernes, 3 de diciembre de 2010

Polvo de hadas.

Tal vez, entre el hombre y la magia, descubras algo:
Hojas de ruta, esquemas, indicios, deseos, conclusiones.

En las líneas de la mano y el iris de los ojos, veas algo:  
Mapas de piratas, polvo de hadas, niños perdidos, países remotos.   

En el poso del café y las cenizas del cigarro, leas algo: 
Epitafios en verso, cartas de amor, poemas malditos.

De ser así, disimula, no lo digas, no lo airees;
quiero que sea el destino, quien me busque y me encuentre.  

 Fotografía, Carme Gotsens.

11 comentarios:

  1. Hay momentos en la vida, en que sobran palabras, solamente el silencio traza el recorrido hacia el destino que anhelamos, basta la letra que recorre la piel grabando el horizonte.

    Profundo, muy profundo...como tú.

    Un besote, mi poeta.

    ResponderEliminar
  2. El sueño vuelve siempre a la solitaria aldea de montaña, y no va más allá de ese punto. Si pudiéramos olvidar hasta el acto de olvidar... De las cenizas de un cigarrillo y de los restos de un café ya frío surge la realidad. Los espitafios, los poemas malditos y las cartas de amor no son más que retazos de un sueño.

    Besossss.

    ResponderEliminar
  3. "Que sea el destino, quien me busque y me encuentre": una magnífica norma de vida para vivirla con toda la plenitud; sin echar la vista a un lado, mirar a los ojos a la vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Ni por arte de magia, a veces, uno puede callar lo que se siente. Y ante un poema maravilloso que proviene de un pòetazo, que nos vamos a callar!!!
    Grito, y qué??? POETAZOOOOO.
    Besos con eco y todo

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Txema.

    Son lágrimas de hada, pero no se pueden callar, ellas te encontrarán, precioso¡

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué tiempo es éste
    en el que una conversación
    es casi un crimen
    porque incluye
    tantas cosas explícitas?

    Paul Celan

    Creo que además de tus hermosas y soñadoras palabras escritas también necesitamos la palabra sonora, intercambiada, manifiesta, susurrada al oido o dicha directamente a la otra boca, pero evidente y clara...

    Leer este poema invita a no salir de Nunca Jamás.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Lo he leido varias veces y creo que el destino te encuentra todos los días de distinta forma, enamorado, triste, derrochando vitalidad o triste y afectado porque el mundo no te gusta.

    HAY una palabra en portugués que para mi te define desde la primera vez que te leí: muleque.

    ResponderEliminar
  8. Tu poema es de una gran calidad humana y existencial. Cuando dejemos de buscar las predicciones sobre la incertidumbre del destino, aprenderemos la responsabilidad de vivir cada momento, dueños absolutos de nuestras acciones. Saludos

    ResponderEliminar
  9. tU POEMA es una ventana abierta para recibir lo que l vida nos regale !!!!!he disfrutado leyeéndolo. Muchas gracias por visitar mi blog, un saludo cariñoso de Begoña

    ResponderEliminar
  10. El destino, el mágico destino, lleno de sueños y esperanzas.

    ResponderEliminar
  11. Nada más deseable que alcanzar nuestro propio destino antes de que sea él el que nos alcance...

    Más abrazos Txema.

    ResponderEliminar