sábado, 20 de noviembre de 2010

Día de limpieza.

Bajaré al sótano de lo que fue, solo,
sin memoria, ni conciencia que me ladre. 
Este jodido síndrome de Diógenes sentimental,
comienza a hacer estragos, en el presente más presente.
Apenas queda espacio para el hoy y
el futuro, me reclama un lugar para instalarse.
Lo que en su día sucedió, archivado por momentos.
Lo que está ocurriendo, seleccionado por detalles. 
Lo que pueda pasar, tendrá su sitio.
Hoy, tengo día de limpieza...no me busquéis en casa. 


Fotografía, Colita.

13 comentarios:

  1. "jodido síndrome de Diógenes sentimental"

    Y cuando más se hace notar es los domingos por la tarde..

    ResponderEliminar
  2. Los recuerdos no se pierden, vienen en un carro atrás, no los dejes inamovibles, déjalos en el carro aparte y así tendrás sitio para todo. No hagas mucha limpieza, creo que en ti esos recuerdos son los que te hacen ser como eres

    ResponderEliminar
  3. ¡Carajo! pensé que solo yo tenía que ordenar sueños, vivencias y reflexiones.

    ¡Que vida ésta!

    ResponderEliminar
  4. No te buscamos. Pero no tardes, que recrearse en la limpieza no trae nada bueno

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco estaré en casa por las mismas razones, por eso te dejo esta nota avisándote, sobre la mesa del comedor he dejado las llaves y un "puñao" de recuerdos y trastos viejos.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que con los recuerdos lo que procede no es tirarlos, pero empiezan a ser tantos y pesan tanto en nuestro disco duro que se hace necesario comprimirlos y si eso no fuera posible, al menos minimizarlos. Hay que dejar más megas al presente y del futuro... ese es otro cantar, aún no hemos llegado.

    ResponderEliminar
  7. Deja uno o dos y repásalos bien. Imposible cargar con todos los recuerdos siempre. También se puede escribir sobre ellos...

    ResponderEliminar
  8. Gracias a ti ;)

    Petrick es mi perro, en la primera entrada nos presento, si quieres conocer(nos) un poquito más, cuando te aburras, ahí la tienes :)


    Hasta la próxima visita!


    (Parece que este fin de semana olerá a diógenes sentimental)

    ResponderEliminar
  9. Hola Txema.

    No dejes que nadie se interponga entre el sol y tú.

    Lo de la limpieza no está mal , cuando acabes ,te vienes para acá y continuamos,no te preocupes que te invito a cenar... :-)

    Me encanta cuando lo cotidiano se hace poema por la diestra pluma de alguien sensible. Enhorabuena.

    Un abrazo,

    aloe.

    ResponderEliminar
  10. Sabes mi querido Txema, todos los sábados me visto deportivamente, uso mis chancletas de goma para no resbalar, y emprendo la limpieza muy a lo cubano, agua, mucha agua, pufico rincones y lleno la casa de aromas suaves, y en ese éxtasis que me provoca disfruto del sídroma de Diógenes sentimenal, en mi, ya crónico, por lo que he aprendido a vivir con el "jodido", pero le agradezco porque me permite reconocer las arterias y llegar al alma de las letras de un poeta maravilloso, como tú.

    Besos de agua fresca y aroma de flor...

    ResponderEliminar
  11. "Síndrome de Diógenes sentimental..." Tus poesías me enamoran.

    Besossss.

    ResponderEliminar
  12. Aferrarse a lo que ya no es, indica miedo a lo que puede ser. Me alegro que hagas limpieza y ventiles los rincones del alma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Qué bueno que el futuro reclame su lugar para instalarse, a veces nos quedamos prendidos del pasado , viendo el desastre_presente. Sólo en detalles. muy interesante. Un abrazo

    ResponderEliminar