jueves, 28 de octubre de 2010

¿ Que te parece ?

¿ Que te parece ?...
 Si en lugar de ocultar las vanidades, las sacamos al sol, al aire, que vuelen.
¿Que te parece?...   
Si al recoger  las miserias, las reciclamos en alguna de esas causas, que  ( según tú), "están tan de moda".
¿Que te parece?...
Si al levantarnos la alfombra del ombligo, le damos un buen barrido al centro del universo.
¿Que te parece?...
Si nos quitamos de una vez, las sedas las vigas de los ojos, con tal de poder ver con claridad. 
¿Te parece...?


                              Fotografía, Samuel Rodríguez. ( Haití )

domingo, 24 de octubre de 2010

El prestamista.

Se refugió, en la absurda máxima de darle al tiempo, tiempo.
Le fió el futuro, le dio confianza, le otorgó poderes,
puso en sus manos, el proyecto, la utopía... los deseos. 
El tiempo, se mostró al poco tiempo, como huraño prestamista,
sin testigos, sin notario, sin piedad.
Como tantos otros, acabó refugiado en el voraz desaliento 
que provoca en los hombres, el paso del tiempo.




Ilustración, DamasArt.

                                                                                                                         

jueves, 21 de octubre de 2010

La sonrisa de Estrella.

En el sereno gesto de esa sonrisa,
cabe todo, lo que usted quiera imaginarse.

Olor a jazmín, el arco iris, un paseo por Granada,
la voz de María Callas, la pluma de Neruda,   
el David de Miguel Ángel, media libra de ternura.

La cocina de Adriá, un tango de Gardel,
el perfil de Ava Gadner, la magia del firmamento, 
un acantilado escocés, la sombra del viento.

...y da miedo, mucho miedo.  

martes, 19 de octubre de 2010

Yo, quería ser artista.


No conocí a Granito de Sal, ni a la Bella Dorita,
ni vi girar nunca, sus aspas de madera,
me perdí su esplendor, según la abuela,
envidia del París, de las coristas.

Pero crecí al compás de aquella orquesta,
que le daba sentido al Paralelo,
parada obligatoria, "el agujero",
las tardes, al regreso de la escuela.

De uno en uno, temerarios,
pegábamos el ojo, en una puerta, 
un universo de plumas y de piernas,
que daba justo al lateral, del escenario.

Agujero, mirador sentimental a La Revista,
con facultad de espabilar a los chiquillos,
La Maña, Merche Mar y el Escamillo,
de niño, yo también quería ser artista.

viernes, 15 de octubre de 2010

A tu entera disposición.

A tu entera disposición...lo que haga falta,
dispuesto a complacerte en lo que sea;
con tal, de que amanezca y yo te vea,
con tal, de que te fundas con el alba.

Con tal, de que me enciendas el lucero,
con tal, de que dibujes la mañana, 
con tal, de que perfiles las montañas,
con tal, de que te muestres en el cielo.

Con tal, de que me saques de la cama,
con tal, de que te vengas a la calle,
con tal, de que la fuerza me acompañe,
con tal, de que no te hagas extraña.

A tu entera disposición....lo que haga falta,
dispuesto a complacerte en lo que sea, vida. 


Fotografía, Carme Gotsens.

miércoles, 13 de octubre de 2010

16 de octubre.Día mundial de la alimentación.( ¡ Y la no alimentación ! )





...el hambre, no avisa nunca.Vive cambiando de dueño.
                                                                   Rafael Amor.

Desde mi absurda condición de" humano",  hipócrita, cínico y  egoísta,   
con la inestimable colaboración, de mi estómago saciado en su necesidad.
Quiero hacer gala de mi solidario corazón, de mi espíritu altruista,
haciéndote llegar estos versos, como prueba de buena voluntad.

Devora  palabras, alimenta tu alma, , hártate de aire,   
crece entre los brazos amantes de la poesía.
Sin sonetos, ni metáforas, nunca serás nadie !

P.D...el arroz y las alubias, te los mandaré otro día.

lunes, 11 de octubre de 2010

Una copla.

De cuanto le esperó, ya, ni se acuerda.
Ni de como pasó las madrugadas,
las horas de balcón de aquel invierno,
lo que duele el amor, cuando se espera.

Los ceniceros llenos de impaciencia,
el móvil con toda la cobertura, las
botellas del vino de la ausencia, que
borraban del todo la cordura.

Y como si de Penélope se tratara,
sin banco, sin andén, sin abanico,
cambiando la estación, por una cama,
grande como el desierto, en un pasaje bíblico.

Los recuerdos abrían en su mente,
una sesión privada de diapositivas,
que iniciaba y cerraba el subconsciente,
hurgando en lo mas hondo de todas las heridas.

De cuanto le esperó, ya, ni se acuerda.
Dejaba el corazón en cualquier parte,
si la noche prometía algo de olvido,
de mentiras piadosas, pero tiernas.

Los amaneceres, eran mentira,
las caricias prestadas, tan extrañas,
nada como el calor de su sonrisa,
de sus besos de sol, cada mañana.

Y el tatuaje gemelo que se hicieron,
en una calle, cerquita de las Ramblas,
como canta la Piquer... “a fuego lento”,
se le borró del pecho y le quemaba el alma.


Fotografía, Fab Llanos.


viernes, 8 de octubre de 2010

Nunca, dejar de hablar.

Nunca, dejar de hablar.
En los bancos de la plaza, en las tribunas,
en los cafés, en las escuelas.

Nunca, dejar de hablar.  
Por más que el tiempo, las ideas o la fuerza,
amenacen con cortarnos la lengua.


Fotografía, Colita.

Nunca, dejar de hablar.
De la miseria, el hambre y el olvido.
Del trasfondo de la batalla, del motivo.
De la muerte entre las flores.
De la ira cotidiana y sus colores.

Nunca, dejar de hablar.
De la tierra, la cultura y la libertad.
Del derecho a sentir, de la igualdad.
De la esperanza comprometida.
Del aire limpio, del amor y de la vida. 

Nunca, dejar de hablar.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Mal día.

Hoy, el café de la mañana, es más amargo que de costumbre,
no cantan los pajaritos, no se levantaban las nubes.
Por los patios de luces, no se oye jugar a los niños
el camino a la escuela, va casi vacío.

Personajes de cuento y hadas, despiertan, 
revientan de ira, blasfeman, condenan.
Acorralan, amenazan y piden explicaciones,
al insensato dios, de los mayores.

Hoy, el chaval, pronto, muy pronto,
a colgado el cartel y se ha ido.

A Pau Saulé,camino de la escuela.


lunes, 4 de octubre de 2010

Del amor y mi egoísmo.

En cada una de las circunstancias que le adjunto a tu paciencia,
ya sabes, mi "yo, soy yo", no existe, si no es contigo.
En los sueños clandestinos donde falta tu presencia, 
me pierdo en la noche, pierdo la noche,  la noche maldigo.    



Hasta el último eslabón de la cadena alada que nos une y hace libres.
Te quiero, conmigo.

Por el tiempo, el insensato tiempo que no sabe de tiempo,
que acelera mis pasos y me muerde en los talones .
Por las esperas, porque siempre estoy volviendo,
al amparo tolerante de tus ojos marrones.




Hasta la habitación sombría donde muera, si es que muero en una cama.
Te quiero, conmigo.


            Fotografía, Colita .