domingo, 12 de septiembre de 2010

Una nana para Beli.


Mi niña, duerme sin nana,

porque nadie se la canta.

Dejó, su voz en el humo,

el moreno, que le cantaba.


Se fue, el arrullo de sus noches,

el olor de su almohada,

Su cama como un desierto,

mi niña, duerme sin nana.

3 comentarios:

  1. La nana para el alma es tu poesía.
    "La Su...admiradora"

    ResponderEliminar
  2. Duerme sin nana, pero con todo nuestro cariño

    ResponderEliminar
  3. hermoso, mucha ternura, en tus palabras, para escribir hay que sentir...

    un abrazo,

    aloe.

    ResponderEliminar