domingo, 19 de septiembre de 2010

Jota del que se ha ido.

Guardó, un país en la mochila,
enseñó, libertad a los muchachos,
cantó, alma llena de Moncayo, 
guitarra de cierzo, balada tranquila. 

Mandó, a la mierda por derecho,
habló, en nombre de "los sin boca",
plantó, coraje en el barbecho.
Por el que se ha ido, una jota.



7 comentarios:

  1. Precioso homenaje.Lo comparto y agradezco.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Anna, por tu delicadeza.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ante todo fue persona allá donde estuvo, un hombre bueno que luchó toda su vida por el individuo de a pie y que nunca se plegó a los peajes impuestos por el poder.

    Un abrazo Txema.

    ResponderEliminar
  4. Mi homenaje a él y a vos porque me lo has traído, porque no se fué, y por los dos me bailo una jota y una muñeira como cuando era niñita.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, nunca se van del todo, perviven en nuestro mundo del recuerdo y además los vemos en esas metáforas que tan gentilmente nos ofrece nuestra mente . Lo vemos caminar con su mochila, y soltar tacos en el parlamento, ! genial ¡ por eso ha sido y será un ser para recordar.

    Un saludo, soy aloe y he llegado hasta a quí a través de unos amigo, un placer visitar tu casa.

    B, aloe.

    ResponderEliminar
  6. En homenaje a un grande, a los que se van y no se han ido, en nombre de los "sin boca", gracias amigo por esta j...

    Y la maravillosa canción que escucho.

    Besucos entre cigarrillos

    ResponderEliminar

  7. Me ha encantado encontrar este homenaje a tan magnífico hombre, íntegro, consecuente...maravilloso, ejemplar. Que su música resuene en los confines del mundo por siempre.

    Gracias.

    Salud♥s desde Managua.

    .

    ResponderEliminar