viernes, 13 de agosto de 2010

La Cantina da Lua.

Quedaron en verse cualquier día, a cualquier hora,
en un futuro sin concretar.
En el momento oportuno, el uno buscará al otro o
el otro buscará al uno, en un mismo lugar.

Darán cien vueltas al cielo, haciendo acopio de años,
de historias, de amores, de vidas, para contarse.
El uno todo esperanza, el otro todo ternura,
en La Cantina da Lua, quedaron para encontrarse.
A Iosu Bilbao y su sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario