domingo, 1 de agosto de 2010

Del sueño y la memoria.






















...y entonces, aparece despacio,
entre la complicidad del sueño y
la memoria.

Revienta la noche, rompe el silencio,
llena de luz y alboroto, el oscuro lugar, donde reposa.
Donde el olvido,se niega a bailarle el agua al recuerdo, 
donde el recuerdo, baila al compás de los sones que arrastra su agua.

Se le muestra insolente,
descaradamente provoca su insomnio,
hasta verlo despierto,
para luego marcharse.


Fotografía, Lídia Sender.








1 comentario:

  1. Aún dormido mantiene una vigilia por si vuelve. Hermoso... triste; bueno ahí está por sentido.

    Abrazo.

    aloe.

    ResponderEliminar