domingo, 25 de julio de 2010

Tonino Torres.


Dispuesto a acompañarla hasta su cielo,
transita del sofá, al sol de su silueta,
antes de que el espíritu viajero,
vuelva a olvidar, meterlo en la maleta.



Fajado, en ausencias repentinas,
se sienta junto a ella en el balcón,
descansa la cabeza en sus rodillas
...suspira y aligera el corazón.

1 comentario: