domingo, 25 de julio de 2010

Tonino Torres.


Dispuesto a acompañarla hasta su cielo,
transita del sofá, al sol de su silueta,
antes de que el espíritu viajero,
vuelva a olvidar, meterlo en la maleta.



Fajado, en ausencias repentinas,
se sienta junto a ella en el balcón,
descansa la cabeza en sus rodillas
...suspira y aligera el corazón.

lunes, 19 de julio de 2010

Motivos, razones y argumentos.

Hasta ayer, me sirvieron los hombres, 
los amores, lo que consideré injusto y maldecí, 
el mar, mi perro, la muerte caprichosa, 
el tiempo en Malena, mi pasión por su madre,
la palabra, la flor, el día a día y el vivir para vivir.
Hoy, me sirven todos y cada uno de esos motivos, 
al margen de los que se me cruzan en el camino 
y me entretienen con su razón de ser  y 
por querer ser, con todas sus razones.
Mañana, el mañana está lleno de motivos,
razones y argumentos, para esperar su llegada, 
mientras relleno cuadernos y el sol se pone a mi espalda.


viernes, 16 de julio de 2010

Consejos que no me dieron nunca...




El vuelo del halcón, te dará la pista, utiliza tus alas.
El primer rayo de sol al alba, quizás sea tenue, utiliza tu luz.
El intento de llegar hasta su cuerpo, puede quedarse en eso, un intento, utiliza tu perseverancia.
El aliento y la esperanza, en ocasiones flaquean , utiliza tu fuerza.


Fotografía de Carme Gotsens.




                                                   








                                                

jueves, 8 de julio de 2010

Cada quince minutos.

Ella, era la clásica muchacha arrogante de la city ,

sus delirios de grandeza, su posar a lo Mae West

y ese " mirame y no me toques" , tan característico en su especie.


El, era el clásico muchacho enamorado,que le sabía el punto débil,a la clásica muchacha arrogante de la city.


La memoria de la muchacha, era como la de un pez afectado por alzehimer,situación que el muchacho aprovechaba cada quince minutos,para recordarle quien era y lo que le amaba.