jueves, 17 de junio de 2010

Un cuento.


Erase que se era...

Una rana con melena,
un obispo solidario,
una vaca que volaba,
el encanto de mi Barrio.

Un perro de color verde,
la voz de Palestina liberada,
un bombardeo de ternura,
una balanza equilibrada.

Erase que se era...
A ver si puede dejar de ser, un cuento.



1 comentario:

  1. El problema es que la realidad es un mal cuento, y los cuentos buenos nunca son realidad, pero es bonito soñar. Me encanta visitarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar