sábado, 1 de mayo de 2010

La noche que Lola llegó.


La noche que Lola llegó,
la estrella polar no había salido,
pero ella ocupó su lugar,
con tal de atraer, al hombre vencido.

Brilló, como nadie en el cielo,
le hizo señales, guiños y destellos.
¡ Yo soy tu norte ! gritó.
Y tú para mí, rosa de los vientos.

La noche que Lola llegó,
el hombre vencido, miró el firmamento.
...algo que no sucedía, hacía mucho tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario