viernes, 29 de enero de 2010

La niña de mis ojos.


La niña de mis ojos, tiene prisa.
Tanta, que confunde el plenamente, con el a reventar.
El salir, con el entrar,
el subir, con el bajar,
la mariposilla en el estómago, con el amar.

La niña de mis ojos, tiene prisa.
Espérame, corre, pero corre junto a mi !!!
la velocidad y el ansia, no le dejan escucharme.
Su adolescencia, es fórmula uno
y yo, aún me muevo a caballo.

1 comentario:

  1. ¡Qué bonito! Yo de adolescencias de hijos sé un rato también y es algo así, pero en chico, que además de fórmula, se salen 40 veces de la pista .

    Un saludo,

    Isa

    ResponderEliminar